Cómo desinfectar un micrófono

En días pasados coloqué en redes sociales un corto mensaje donde sugería que para estas épocas en que todo evento en vivo estaría cancelado por el aislamiento obligatorio y preventivo para evitar la expansión del Covid-19, la importancia de dar limpieza y mantenimiento a los PA, luces, backline y equipos de sonido que estos utilizan. Pues bien, hoy traigo este artículo donde doy unas sugerencias para el cuidado e higiene de los micrófonos.

Todos los músicos verdaderamente profesionales que aman el instrumento que ejecutan, se preparan para su presentación haciendo limpieza de sus cuerdas, revisando su redoblante, dando limpieza en algunas veces a sus pedales, pero muy pocos se acuerda que son cantantes o hacen voces con su banda y no se fijan donde están colocando su boca.

Recuerdo al ingeniero Fernando Martínez quien trabaja para Alejandro Sanz  en una charla que ofreció acá en Medellín que explicaba este asunto de los micrófonos y decía que era un “horror” verlos llenos de hongos, mugre y hasta trozos de pizza pegados en su contorno siendo parte del espectáculo!

Entonces, ahora todos debemos cambiar nuestra manera de pensar y de actuar ante esta pandemia  para que antes y después de cada presentación manejemos una higiene de los micrófonos, especialmente cuando se trata de conciertos donde generalmente actúan 2 o más bandas en un mismo escenario.

“Cómo asegurarse de que todos esos gérmenes desagradables se mantengan alejados?”

¿Por qué es importante mantener la higiene del micrófono?

Muchos de ustedes me  han contactado durante los últimos días para averiguar cómo se puede garantizar que sus micrófonos se hayan desinfectado adecuadamente y que sean seguros para transmitirlos a otros.

Bueno, los métodos son más o menos los mismos para los micrófonos que para la mayoría de los objetos inanimados.

Un enfoque activo para desinfectar micrófonos regularmente es una práctica común en la industria de la música. Se utiliza como medida preventiva para evitar que las personas se enfermen cuando están de gira o grabando en el estudio.

Este es un tema particularmente importante para los micrófonos de mano, ya que entran en contacto aún más cercano con las manos y la cara con mayor frecuencia.  Aquí hay algunas maneras de desinfectar un micrófono que pueden ayudar a reducir el riesgo de transmitir bacterias y mantener a su equipo y artistas saludables.

Consejos generales para la higiene del micrófono.           

La higiene personal también juega un papel importante en mantener limpios sus micrófonos, y por higiene, no nos referimos a cepillarse los dientes o al aseo personal.

Lavarse las manos regularmente es una de las formas más simples y efectivas para evitar que las bacterias se propaguen a objetos y superficies a través de las cosas que toca.

Por lo tanto, es imprescindible asegurarse de que sus manos estén limpias y lavarlas con jabón regularmente y minuciosamente durante un mínimo de 20 segundos antes de tocar sus preciosos micrófonos o grabar con ellos.

Mantener limpios los micrófonos de mano es crucial.

Los micrófonos de mano se pueden desinfectar limpiándolos completamente con alcohol isopropílico, isopropanol u otros agentes desinfectantes. Las áreas importantes para cubrir son el asa / agarre y la cesta de micrófonos donde los labios pueden entrar en contacto.

También puede dejar que sus micrófonos se sequen con rayos UV / iluminación o el sol por hasta 72 horas, ya que la mayoría de las bacterias en las superficies de acero y plástico se extinguirán dentro de este período de tiempo: la radiación UV ayuda en este proceso.

Es posible que haya escuchado sobre “hornear” sus micrófonos en el horno, ya que el calor también puede ayudar a combatir las bacterias que pueden estar viviendo en las superficies. Se ha sugerido que uno puede hornear un micrófono en el horno a 70 grados durante 3 minutos y que las bacterias en todas sus superficies morirán en este proceso.

Sin embargo, no recomendamos que arroje su micrófono al horno todavía, ya que esto puede conducir al deterioro no solo de algunas cualidades estéticas, sino que también podría dañar algunas cosas funcionales si no se hace correctamente.

Cómo limpiar micrófonos de estudio y condensador.

Los micrófonos de estudio y condensador pueden no estar tan cerca de las manos y los labios como un micrófono de mano. Sin embargo, es importante asegurarse de que obtengan una buena limpieza entre sesiones.

De manera similar a un micrófono de mano, puede usar los métodos mencionados anteriormente para asegurarse de que todas las bacterias se detengan inmediatamente antes de saltar sobre alguien u otra cosa.

Limpie los filtros pop y los filtros  de espuma con jabón.

¿Qué pasa con las cosas porosas espumosas? La forma más efectiva de limpiar los filtros pop y los parabrisas es simplemente lavarlos con agua tibia y jabón o dejarlos secar durante un mínimo de 72 horas.

Alternativamente, aquellos que buscan formas más emocionantes de desinfectar cosas espumosas pueden divertirse con una máquina de vapor eléctrica que matará cualquier bacteria dentro de la porosidad por el calor que irradia de la boquilla (sea generoso al aplicar vapor y repórtelo varias veces).

Mantener limpios sus cables y soportes de micrófono.

Los cables y soportes de micrófono también deben desinfectarse antes de volver a usarse.

Musikhaus Thomann Linkpartner

Sin embargo, a diferencia de las superficies de metal y plástico, los cables no deben limpiarse con alcohol. Si necesita desinfectar sus cables, hágalos con agua tibia y jabón.

Asegúrate de darles un buen exfoliante como lo harías con tus manos y deberían estar bien. También podrías usar un vaporizador, ¡el calor matará esos gérmenes desagradables!

Y a las bandas, coloquen en su raider técnico, la garantía de que se les brinde micrófonos limpios para su uso.

Suerte y aprovechen estos consejos!!!!

Trabajo con las uñas!?

Muchas veces le toca realizar trabajos de sonido y organización de un show, con equipos precarios con los cuales tienes que dar soporte con algunos “juguetes” de mejor tecnología.

Así sucedió durante un par de pequeños eventos realizados unas semanas atrás: Metal & Beer fest en “Nuestro Bar La 33” en Medellin, con la presentación de 3 leyendas del thrash metal local: Lithopia, Athanator y Holocausto. Y también el pasado 19 de octubre con el Heavy Metal Chicken con Disaster, Ultra-Violence y el lanzamiento de la nueva revelación del thrash metal Dark Misery.

Lipthopia en escena

El lugar es cada vez más precario en sistema de sonido, backline y micrófonos, haciendo que a la organización debe proveer de elementos que mejoren la calidad del evento. Así sucedió precisamente con este par de festivales, ya que para complementar se brindó un soporte con cabinas de PA, Redoblante, micrófonos como el M201 TG de beyerdynamic, Shure SM58 y un drum set de micrófonos Samson para uso con el set de batería además de cableado de optima calidad de Sommer Kabel y Audio-Technica.

M201 TG de beyerdynamic que brindó un alto nivel de sonido

Musikhaus Thomann Linkpartner

Gracias a la unión de todo este esfuerzo se logra brindar espectáculos dignos de calidad que permiten continuar mostrando una escena creciente y hambrienta de lograr mejores espectáculos que permitan atraer bandas de fuera de la ciudad y del país.

El sonido logrado fue optimo sin ser una cosa del otro mundo, pero eso si, los asistentes pudieron apreciar y disfrutar de unas bandas que entregaron todos en escenario, quedando hambrientos de más música.

Lo más critico en el manejo del sonido para este sitio, es sin lugar a duda la voz y el sistema de monitores. Porque el lugar solo cuenta con un Sennheiser e835S junto a un par de oxidados SM58, los cuales han perdido su potencia y calidad por el abuso y 0 mantenimiento.

la consola actual de propiedad del lugar es ahora una ProFX-24USB, nada óptimo para sonido en vivo, además de no tener sus canales al 100%. Y un par de monitores utilizados solo para drumfill y fronfill (Y los demás en escenario que?).

En el Metal & Beer festival, ayudó mucho que Athanator, que es una banda más organizada y precavida, su guitarrista líder, Eder Zapata aportó sus propio sistema IEM, lo cual dejó un tono mucho más profesional. Para lograr que los monitores dieran su rendimiento, tuvimos que ajustarlos y fijar sus conectores, ya que se desconectan continuamente por la misma vibración del escenario.

La mezcla se logró y pudimos salir avances con los 2 festivales. Logramos superar problemas de tiempos anteriores como es la poca calidad en el suministro de energía y en la potencia de sonido en la sala.

Así que para el futuro, nos tendremos que preparar y tener mejores unidades de trabajo con el fin de lograr un evento de categoría. Y esperando también que los propietarios del lugar, aporten con mejoría, mantenimiento (demasiado mugre en la consola y el cableado) y un gran deseo de apoyar la escena para perdurar en el tiempo.

Metal por siempre!!!